El CSIC inicia en Galicia 11 proyectos
Ha obtenido financiación para los mismos a través del Plan Estatal de Investigación 2013-2016

Los cinco centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Galicia están comenzando a trabajar en los once proyectos para los que han captado financiación en las convocatorias públicas competitivas del Plan Estatal de Investigación 2013-2016.

En estas semanas, precisamente, se están celebrando ya las primeras reuniones de trabajo con el resto de entidades participantes en cada proyecto, a fin de concretar las fases y las tareas de cada investigación.

“La capacidad de éxito en la captación de recursos de los centros del CSIC ha quedado reflejada en las convocatorias públicas del Plan Estatal de Investigación. Así, en total los fondos captados por los cinco centros rondan el millón de euros”, destaca el coordinador institucional del CSIC en Galicia, Eduardo Pardo de Guevara y Valdés.

Los dos proyectos de la Misión Biológica de Galicia

Por una parte, “Mejora genética de maíz para usos con mayor valor añadido”, financiado con 217.000 euros y cuyos investigadores principales son Amando Ordás Pérez y Pedro Revilla Temiño.

Contempla realizar estudios genéticos de maíz en programas de mejora de poblaciones exóticas y de selección a largo plazo, desarrollar materiales y metodología para mejorar el cultivo para usos alternativos con mayor valor añadido, y avanzar en los conocimientos para la mejora genética del maíz aumentando su eficiencia en el uso del nitrógeno y su tolerancia a los estreses por frío, sequía y malas hierbas.

Todo ello con el fin último de avanzar hacia la obtención de nuevas variedades e híbridos de maíz más saludables para el consumidor, ecológicas y rentables para los agricultores al presentar un mayor valor añadido de cara a su venta y requerir un menor aporte de insumos durante el cultivo

Por otra parte, “Banco de germoplasma de maíz de la MBG”, financiado con 45.000 euros y cuyo investigador principal es Amando Ordás Pérez.

El objetivo es mantener la colección de maíz de la MBG, que incluye antiguas variedades locales, actualmente desaparecidas del cultivo, procedentes de toda España.

El proyecto del Instituto de Estudios Gallegos “Padre Sarmiento”

El IEGPS, centro mixto del CSIC y la Xunta de Galicia, inicia la segunda fase del proyecto “Linaje, parentela y poder: la pirámide nobiliaria gallega (siglos XIII al XV)”. Está financiado con 19.000 euros y el investigador principal es Eduardo Pardo de Guevara y Valdés.

Su objetivo principal es ofrecer un panorama ajustado del proceso de jerarquización de los linajes de la nobleza gallega en la Baja Edad Media. Al mismo tiempo, busca consolidar y ampliar las investigaciones de carácter genealógico y prosopográfico desarrolladas hasta hoy por el citado centro, a fin de avanzar en la identificación y conocimiento de los linajes de la nobleza medieval gallega -incluyendo el decisivo papel de la mujer en la conformación de las redes parentales-, a fin de contextualizar debidamente parcelas importantes y significativas del patrimonio monumental de Galicia, tales como monumentos funerarios, inscripciones epigráficas, emblemas heráldicos o arquitectura militar.

Los cinco proyectos del Instituto de Investigaciones Marinas

 “Riesgos biológicos y ambientales en el cultivo de mytilus galloprovinciales en el marco del cambio climático”, tiene como investigadores principales a José Manuel Fernández Babarro y a Xosé Antonio Padín Álvarez. Está financiado con 130.000 euros.

Representa una aproximación multidisciplinar e intersectorial a las principales amenazas para el cultivo de mejillón en Galicia. Pretende la integración de las respuestas ecofisiológicas y metabólicas de los moluscos bivalvos en un escenario altamente heterogéneo desde el punto de vista físico-químico y de presión biológica. Propone, además, un análisis de los riesgos e impacto económico que para el cultivo de mejillón suponen las variaciones del medio físico-químico y la presión biológica de nuevos competidores en un marco de cambio climático que desencadena desequilibrios en la interacción entre especies.

 “Función de los mediadores lipídicos marinos omega 3 y la fagomina en la prevención de alteraciones metabólicas derivadas de dietas hipercalóricas” está financiado con 260.000 euros y su investigadora principal es Isabel Medina Méndez.

El proyecto estudia el efecto de las dietas de aceite de pescado y el resultado de su combinación con un iminoazúcar activo para el control de insulinemia, en la salud y el bienestar del consumidor. Propone la utilización de modelos animales a través de un enfoque lipidómico para el estudio de los mediadores lípídicos y un enfoque proteómico centrado en las dianas de carbonilación y glicosilación proteica. Contribuirá a la formulación de nuevos alimentos funcionales o suplementos dietéticos, reforzará la calidad nutricional de los lípidos del pescado y recomendará la modulación de la alimentación de peces de cultivo.

 “Bienestar y salud en las primeras fases de vida del pulpo común (Octopus Vulgaris). Efecto de la nutrición y factores ambientales, biomarcadores y regulación epigenética” ha conseguido una financiación de 114.000 euros y su investigadora principal es Camino Gestal Mateo.

La investigación propone la aplicación de técnicas, tanto fisiológicas como genéticas, que puedan dar un nuevo enfoque para resolver las limitaciones en la producción de paralarvas de pulpo común. Se analizará el efecto de las condiciones ambientales y nutritivas sobre su desarrollo y se identificarán biomarcadores de bienestar y salud en el desarrollo a nivel fisiológico, mediante el análisis de enzimas claves en el metabolismo intermediario, y moleculares, mediante la identificación de genes involucrados en respuesta a estrés y capacidad de respuesta inmune. Este enfoque podría abrir nuevas expectativas para aumentar la eficiencia del cultivo de pulpo.

 “Fisiología y genética del crecimiento de bivalvos comerciales” ha conseguido una financiación de 65.000 euros y su investigadora principal es María José Fernández Reiriz.

Abordará los procesos fisiológicos implicados en la determinación endógena del crecimiento de mejillones de procedencia submareal e intermareal y sus bases genéticas. Se desarrollarán, además, dos sistemas experimentales que permitan un análisis integrado de los aspectos fisiológicos y genéticos, y sienten las bases para generar herramientas biotecnológicas aplicables en acuicultura.

 “Observación bienal del carbono, acidificación, transporte y sedimentación en el Atlántico Norte” está financiado con 131.00 euros y su investigador principal es Fiz Fernández Pérez.

Contempla extender las series temporales del MOC y la observación de la ventilación de las masas de agua para una mejor cuantificación de su efecto sobre las variaciones en el ciclo del carbono en el Atlántico Norte a escalas de tiempo de décadas.Esta estimación es esencial para evaluar los futuros escenarios de cambio climático.

El proyecto del Instituto de Investigaciones Agrobiológicas de Galicia

El proyecto “Biotecnología aplicada a la propagación y mejora de alcornoque y encina” cuenta con una financiación de 130.000 euros. La investigadora principal es Ana Vieitez Martín.

Contempla la regeneración del alcornoque y la encina mediante el proceso de embriogénesis somática para alcanzar su transformación genética y para la propagación de material élite o seleccionado, lo que supone una valiosa alternativa en la mejora de la resistencia de estas especies a la enfermedad de “la seca”. También prevé el desarrollo de bancos de germoplasma de las dos especies, lo que permitirá disponer de un material biológico por un tiempo indefinido que podrá rescatarse en cualquier momento para su evaluación o uso en casos específicos.

Los dos proyectos del Instituto de Ciencias del Patrimonio

“Patrimonio 2.0: Modelos abstractos de referencia para información en patrimonio cultural” está financiado con 108.000 euros y su investigador principal es César González Pérez.

Sus objetivos son construir las herramientas conceptuales e informáticas necesarias para que las organizaciones generadoras y usuarias de información patrimonial puedan organizar su información particular y exponer una selección de la misma hacia el exterior; desarrollar las bases para establecer un diálogo valorativo entre los ciudadanos y esas organizaciones, basado en redes sociales, de modo que los primeros se conviertan en coautores del patrimonio cultural y dinamizar las industrias culturales relativas al patrimonio para que aprovechen las oportunidades de negocio creadas por las situaciones anteriores.

“Comercio multicultural en el este de África en perspectiva de larga duración (300-1800 D.C. Una aproximación arqueológica”, financiado con 27.000 euros, tiene como investigador principal a Alfredo González Ruibal.

Se dedica al estudio de los contactos a larga distancia en la región de Somalilandia, en el Cuerno de África, desde época antigua hasta la modernidad y pretende, a través de prospecciones y excavaciones arqueológicas, recuperar su historia.